Suspendida actividad Jose Luis Colon Rivera sobre internado Congreso


JOSE LUIS EN 240 ANOS DE HISTORIA 3

 

La Escuela de la Historia Vegabajeña, Inc. anunció esta noche la suspensión de la actividad “Mi experiencia en el Internado en el Congreso de Estados Unidos” con el vegabajeño José Luis Colón Rivera, programada para el próximo viernes en la noche en Casa Portela.

La importante tertulia se anunciará en breve plazo tan pronto se coordine una nueva pronta fecha.

El polifacético jóven contará sus experiencias como estudiante del Internado Fernós Cordova en el Congreso de los Estados Unidos de América, adscrito a la oficina del Congresista José Serrano, de Nuev York.

Escuela de la Historia Vegabajeña inicia los recorridos sabatinos matutinos


EHV RECORRIDOS VEGABAJENOS

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Foto por Jose Luis Maldonado Quirindongo (Luigi)

Hoy sábado en la mañana comenzamos los recorridos sabatinos matutinos para aprender y educar sobre la historia vegabajeña.

El primer tramo que seleccionamos fue el cuadrángulo de cuatro calles a partir de la sede de la Escuela de la Historia Vegabajeña donde se nos ofreció una introducción al recorrido de hoy.

Compartimos conocimientos sobre el órigen del nombre de las calles Acosta, Padilla Dávila, Betances y José Francisco Náter, sobre la razón de la ubicación de Vega Baja y su orientación física y geográfica, dueños de edificios y sus distintos usos, arquitectura, simbolismos y muchos detalles más. Vimos el Hotel Las Canarias, también Colegio Obispo Alejo Arizmendi  y la Ferretería La Principal, anterior casa de José Gualberto Padilla.

En el Teatro América pudimos ver una tarja sobre su orígen oculta tras un anuncio de actividades y las letras originales incrustadas en la acera. Luego el Sr. Roberto López Adorno nos recibió en el negocio El Papiro, donde compartimos la historia de su negocio y de su familia, además de la de la familia de Don Pío Calderón que eran los que ocupaban la propiedad con negocio de efectos de oficina y escuela antes que ellos y donde residían. Al lado, la oficina del Dr. Guillermo Armáiz, que fue también la sede de los consultorios de su abuelo y su padre y donde hay equipos y objetos médicos históricos en un lugar privado en el segundo piso.

Pasamos a los edificios contiguos, la Casa de las familias Román, Chapel y Donate. Además pudimos apreciar la historia del edificio de la Policía Insular durante el tiempo de la revolución nacionalista y conocer los problemas que le causó al párroco Benito Cabrera un sacerdote independentista que miraba por las ventanas hacia el cuartel, lo que fue documentado en la carpeta que le hicieron. En la esquina de la calle Padilla Dávila estaba el telégrafo, el cual era administrado por la Sra. Carmen Román, madre del Dr. Rafael Guillermo Rojas Román. Allí también hubo una casa de familia y una financiera.

Continuamos por la parte posterior de la Iglesia Católica donde alegadamente había un patio y donde se ubicaba la casa de la Familia Guerrero y donde estuvieron varios negocios posteriormente, construyéndose un segundo piso. Hacia el sur están los edificios de la Farmacia La Asturiana y Farmacia Náter, con sus historias particulares. Hacia el centro de la Calle Betances, otras farmacias, la González, antes Farmacia Pastor y Farmacia Pérez Jr. y la San Rafael, hoy día extensión de la Casa Alcaldía. Pasamos por la historia de otros edificios como la Clínica Sanchez Castaño, El Hogar Eléctrico, Tienda La Puertorriqueña, Tienda Eguía, después Tienda Meléndez, Mocega, Moda Blu (antes Vasconia), Bar Plaza, Bar Roberto Lopez, Farmacia Nueva (luego Farmacia Rodríguez), Joyería de Pipo (luego Okisinoki, Restaurant Naranjal y hoy JJ Nater), Tienda El Barón, antes Tienda La Guardesa y Farmacia José Antonio (Toño) Pérez Melón.

En medio de nuestra aventura, nos sentamos en un banco exterior de la Iglesia Católica donde Juan Carlos Rosario nos dió algunos datos sobre la historia de dicha edificación en sus distintas etapas.

Finalmente terminamos el recorrido en la Calle Nater con la trilogía de edificaciones que allí se encuentran. En Sabor a Melao en la Plaza, concluímos nuestra jornada con una tertulia con nuestras impresiones, contestando interrogantes y planificando nuevas agendas de trabajo.

Todas las actividades de la Escuela de la Historia Vegabajeña son gratuitas y todos los interesados pueden acudir y participar libremente. No hay cuotas ni requisitos e incluso, pueden certificarse en el Curso Básico por Internet o en los demás cursos que ofrecemos de educación directa.