El boxeo no es juego

CARLOS NARVAEZ ROSARIOpor Carlos Narváez Rosario, EL VOCERO

El boxeo no es juego. Creo que esa lección la aprendió el pasado martes Edgardo López Sasso, un joven emprendedor, que ha utilizado como gancho para promocionar su pasión por el boxeo, el haberse convertido hace un tiempo en abogado y contable de profesión.

Pero esa noche sus sueños fueron apagados con un solo golpe y el desenlace pudo haber sido peor.

Las leyes que se rigen sobre el ring no son las mismas que se ven en el estrado.

Para enfrentar ese régimen se necesita preparación, dedicación y mucho trabajo. Es imperativo quemarse las pestañas en estrategias de defensa y ofensiva con un grupo especializado, de la misma manera que se haría para tomar una dolorosa revalida.

‘Sasso’, como a muchos le gusta llamarle, resultó fulminado por un gancho de izquierda al mentón lanzado por el también joven prospecto José ‘Wonder Boy’ López en la estelar del cartel boxístico celebrado en el Salón San Gerónimo del Hotel Caribe Hilton y que formó parte de las actividades relacionadas a la Convención Anual de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Fue sacado en camilla, con oxígeno e inmovilizado y enviado al Hospital Presbiteriano de San Juan en donde –gracias a Dios – salió airoso de cada una de las pruebas realizadas.

Pero en una próxima ocasión ‘Sasso’ podría no correr con la misma suerte.

Su desplome en el segundo asalto hizo recordar grandes fatalidades en el boxeo. Una de ellas, la más reciente, la del boricua Prichard Colón, quien después de haber recibido múltiples golpes detrás de la cabeza, continúa hoy –un año después- en estado de coma en el hogar de su madre en Orlando, Florida, y miles de personas oran a diario por su pronto despertar.

‘Sasso’ pudo también haberse quedado en ese letargo, pero la vida fue mucho más justa con él.

Nadie pone en duda la pasión de ‘Sasso’ por el boxeo y también por estar frente a las cámaras y figurar en titulares de periódicos.

Pero en el boxeo, eso no lo es todo. Hay que tener nivel e ir aumentándolo conforme pase el tiempo. ‘Sasso’, desde hace tiempo, mantenía el mote de debutante, aunque la gente que estaba a su alrededor le hiciera pensar lo contrario. En mi personal y respetuosa apreciación, nunca cargó el calificativo de prospecto, pero su carisma le hacía caer bien ante la afición y también ante la prensa.

Le ponía ‘Sassón’ a sus conferencias, pero en esta ocasión fue él quien terminó literalmente sazonado.

Los ensogados no son su oficina y el martes el encerado se lo hizo recordar. Estoy convencido sin embargo de que su futuro no se desliga del todo del boxeo. Le extiendo una invitación a que analice todo lo positivo que podría brindarle al deporte, a nivel jurídico. Es hora de que se ponga los guantes, pero fuera del encordado.

…!Y mucho ojo Comisión de Boxeo de Puerto Rico!. Lo acontecido con ‘Sasso’ podría ser el preambulo a una situación mayor. Pendientes el 29 de octubre. Ojalá que no.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s