Fiel a la Vega tan vigentes como hace 20 años

La banda celebró sus dos décadas de trayectoria con un pesado concierto que los llevó desde el presente hasta su punto de origen en 1996

domingo, 16 de octubre de 2016 – 12:00 AM

 (horizontal-x3)
Esta noche Fiel a la Vega se reencontró con los mismos, aquellos hombres y mujeres, ahora más maduritos, pero con la misma necesidad de divertirse con una canción inteligente. (André Kang)

Decía Tito Auger que los 20 años de la banda es una celebración conjunta con sus fieles seguidores. Y es así. Con ellos creció una generación que logró conexión  con el rock en español que revolucionó la escena musical en la Isla en la década de 1990.  Con ellos la juventud de entonces encontró una nueva forma de denuncia y reafirmación que se ha sostenido en el tiempo.

Esta noche Fiel a la Vega se reencontró con los mismos, aquellos hombres y mujeres, ahora más maduritos, pero con la misma necesidad de divertirse con una canción inteligente.

La cita arrancó pesada. Faltando 10 minutos para las 9:00 P.M., una secuencia de los inicios de la banda y de los eventos sociales y políticos del país durante los pasados 20 años se proyectó en las pantallas mientras las siluetas de los fieles se apreciaban tras una cortina blanca que bajó con un luminoso estallido.

“Evolución es revolución” fue la carta de inicio en esta noche de celebración para Tito Auger, Ricky Laureano y los hermanos Jorge y Pedro Arraiza.

“Muchas gracias por llegar temprano. Se lo agradecemos”, saludó Jorge Arraiza al público que llenó la versión teatro del Coliseo de Puerto Rico. Poco después el vocalista Tito Auger exhortó a ser pacientes en la espera por los himnos musicales que marcaron la trayectoria del grupo.

“Vamos a estar aquí un buen rato”, dijo sin revelar que serían 28 canciones las que tocarían por cerca de tres horas apoyados por un vistoso montaje de luces y pantallas.

La rabia rockera, con toda la furia de las guitarras eléctricas y la batería, se sirvió con “El sol de Margara”, “Con cada amanecer”, “Turísticamente bien” y “Algunos deseos”.

“La prosperidad” dio espacio a la reafirmación patria con memorias de los triunfos de nuestros deportistas en contraste con los eventos políticos del momento, incluida la Junta Federal de Supervisión Fiscal.

“Buenas noches, ahora me toca cantarle a ustedes la canción romántica de la noche”, anunció Ricky Laureano para introducir “Encontraste es una historia”.

Jorge no ha perdido en el tiempo su placer por saludar a conocidos y desconocidos desde la tarima. Esta vez comenzó por su hija y por ahí continuó antes de que se les uniera el pianista Francisco González en “Desde el comienzo”.

“Han sido un par de semanas intensas para nosotros, hemos recibido muchos mensajes de ustedes. Mensajes hermosos, mensajes que se nota que nos venimos acompañando por mucho tiempo. De alguna manera es un aniversario en conjunto”, declaró el líder de la agrupación para continuar con “Quisiera ser” y “Memorias de una plaza”.

“Canción en la arena” levantó, por fin, a los fieles de los asientos para vivirla cantando y haciendo señas de aprobación a la denuncia sociopolítica de la letra.

En esta etapa del concierto el ambiente era más cercano a los tiempos en los que se encontraba a Fiel a laVega en festivales, pubs, o en cualquier bar de la Isla.

En ese goce colectivo, retumbaron “CVND”, “El panal”, “Septiembre Río Piedras”, “Bla bla bla”, “Canción para Vieques” –oportuna reflexión-, “Ojalá”, “La fábula  de los tres hermanos”, “Buscando guayaba”, “De mi casa y mi viento” y “Un pueblo durmiendo”.

Jorge, que otra vida quiso ser comediante, bromeó con que llamaría al exconguero de la banda, Víctor Manuel “Papo” Román, pero éste apareció en tarima para unírseles en los temas que delinearon la profunda huella de Fiel a la Vega por las pasadas dos décadas: “Las flores de Emilio”, “Salimos de aquí” (primer sencillo del álbum debut) y “El Wannabi”.

Al reclamo masivo de “oeh, oeh, oeh” para que regresaran al escenario, Tito complació con “Una plegaria más” y con ésta aparecieron en pantalla los orgullos de esta tierra, Félix “Tito” Trinidad, Carlos Arroyo, Charlie Aponte, Tego Calderón y Mónica Puig, entre otros.

Otro fiel que no faltó a esta cita fue el cantautor Roy Brown, cuya presencia tuvo una eufórica reacción. Con él, “Boricua en la luna” tocó la fibra patriótica con toda la emoción que recoge la poesía de Juan Antonio Corretjer.

“Los super héroes” cerraron esta fiesta rockera que descargó tanta o más energía que hace 20 años.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: