El inolvidable Omar Brull

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Presidente

Junta Directores del Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao

Tanto que puedo decir de Omar Brull pero lo puedo resumir en una fase: todo bueno. Ya en los últimos años la salud le había mermado, pero seguía   buscando perpetuar la historia deportiva de Vega Baja. Ya no desde una parte activa pero sí desde el consejo sano y de vertir lo que había conocido porque se lo habían contado o porque lo había vivido.

Cuando por mi hijo menor me entero esta mañana  del fallecimiento de Omar, me sentí profundamente triste porque enfermo me llamó y no pude ir a verlo. Lo que me quería decir, ya no lo sabré. Pero recordaré el beso paternal que me daba cuando nos encontrábamos. Cuando hicimos la costumbre de hablar largas horas y yo anotando más lento que lo que él podía contar sus anécdotas. De mi silencio cuando el hablaba y yo solo escuchaba porque al otro lado de mí había una persona auténtica, sana, noble, amigo de mi padre y mío, el buen vecino, el gran deportista del que tanto tenía para aprender.

Como Presidente del Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao, Inc., lamento su deceso porque fue un puntal de nuestra organización en sus aspectos constitutivos y luego como exaltado. Para decir eso no tengo que convocar a la Junta, pero sé que es un motivo para reunirnos y ofrecerle nuestro mejor tributo. Omar es siempre tema querido y apreciado de nuestras sesiones, preocupados por su estado de salud; todos mis compañeros lo quieren y lo distinguen. Como conozco el alma de cada director, sé que a medida que vayan conociendo la noticia van a sentir el mismo apretón de garganta y los ojos llorosos, como me ha pasado a mi.

Me queda la satisfacción de que nuestra institución lo exaltó en vida, hace doce años. De allá para acá, he estado con él hasta conocerlo íntimamente y de amarlo como lo hacemos quienes entendemos el verdadero significado el amor.  Omar tuvo tiempo de disfrutar lo que hizo bien por los vegabajeños y por los puertorriqueños, por su familia y por la de los demás.

Es tanto lo que tenemos que hablar y escribir de él, más de lo que lo hemos hecho desde que contamos su vida en una serie hace algunos años, para este diario.

Apenas conocemos de su fallecimiento, pero somos parte de su familia y del mundo deportivo donde ya notamos su ausencia. Omar Brull es inolvidable. Y como tenía un gusto particular por la historia y el deporte, es justo que lo recordemos en ambos mundos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s