Una situación incomprensible

20160727_125608

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

En el casco del pueblo agradecemos la presencia y cooperamos con la Policía Estatal y la Municipal. Podría decir más, somos aliados. Y queremos seguirlo siendo. Pero a veces no entendemos cómo la razón se pierde ante la autoridad.

En la estrecha calle Manuel Padilla Dávila, un policía en bicicleta detiene un vehículo que aparentemente cometió una infracción a la ley o a alguna ordenanza. Se le ordena detenerse y se le expide un boleto. Mientras tanto, los demás vehículos, tienen que detenerse también porque al policía se le ocurrió hacer todo en el mismo lugar y momento inapropiados.

El agente pudo haber instruido al conductor que se estacionara en un espacio donde no interrumpiera el tránsito y realizar el procedimiento de la multa.Así los demás conductores podrían discurrir libemente.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s