LUIS ARNALDO RIVERA

Por Luis Arnaldo Rivera Torres

Entiendo que desde que se inicio el proceso de la creación de la Junta de Control Fiscal para la isla también se emprendieron conspiraciones para de alguna manera bloquear su función y hacer que fracase o por lo menos crear una atmósfera de perjuicio.

Legislaciones para incumplir la constitución, un presupuesto que reprograma los fondos para la deuda pública hacia asignaciones para financiamientos operacionales de la estructura gubernamental e intereses particulares son algunas de las estratagemas.

El propósito es obligar a dicha junta a aplicar su potestad de revertir dichas acciones y crear un ambiente hostil en su contra. La Junta puede tomar decisiones sobre gastos de nomina, sobre estructura de las agencias, municipios, controles en gastos de contrataciones y gastos en personal.

Pierden de perspectiva que dicha junta también tiene la potestad, “ojo a esto”; Para encausar judicialmente a los insidiosos conspiradores.

Telones de fondo caerán…

Anuncios