Silvia Santos

Por Silvia Santos

Algunas de mis vivencias, las que solo personas allegadas conocen sobre mi y la maravillas que Dios ha hecho en mi vida:
En el 2005, me convertí en la Primera Dama de Vega Baja, año en el que el padre de mis hijos juramentó como alcalde.
Por situaciones lamentables de índole matrimonial, las cuales he perdonado y olvidado, poco después de su juramentación, nos divorciamos.
En el 2008 fui diagnosticada con cáncer, pero para la gloria de Dios gané la batalla mediante intervención quirúrgica.
En el 2010 el padre de mis hijos fue condenado a prisión.
No tengo que argumentar mucho sobre lo difícil que ha sido mi vida desde ese entonces, pero solo les diré que el día cuando mi hija se enteró del fallo en el tribunal en contra de su padre, la tuvimos que llevar a sala de emergencias con la azúcar en 600.
Nos amanecimos mi esposo y yo con ella. GLORIA AL SEÑOR QUE NOS LA TRAJO DE VUELTA A CASA!!
A raíz y a partir de aquel arduo proceso judicial mi niña desarrollo diabetes tipo 1.
A su vez mi amado hijo, quien lleva el nombre de su padre fue objeto del más cruel y despreciable de los bullying.
Por todas estas razones comencé a darles homeschooling.Y así en fe GAD los he sacado adelante.LO DEMÁS ES HISTORIA!!😍
Un día como hoy mis hijos, como todos los sábados, saldrán hacia la cárcel de Bayamón a visitar a su papa con sus abuelos paternos.
Como ven, mi vida no ha sido nada fácil.
Pero sé que he tenido siempre la bendición de Dios en mi corazón y me ha premiado con un esposo maravilloso que nos ama y nos apoya en todo lo que juntos emprendemos.
Por eso nos superamos y no descansaremos hasta ver a nuestros hijos totalmente realizados!

HE TENIDO TAN GRANDES BATALLAS Y VICTORIAS QUE ME IMPORTA MÁS QUE POCO NADA…
LO QUE HABLE O PIENSE DE MÍ EL SER HUMANO.
LOS AMO Y LOS BENDIGO A TODOS EN EL NOMBRE DE JESUS.

SOLO DIOS ES QUIEN TIENE EL PLENO DERECHO DE JUZGARME Y ES EL ÚNICO QUE REALMENTE CONOCE MI CORAZÓN, MIS LUCHAS Y MIS BATALLAS.

Y por eso en lo que esté a mi alcance procuro estar siempre gozosa.Mi familia es el motor que me guía los pasos para continuar hacia adelante.EL SEÑOR ES QUIEN NOS GUARDA Y GUÍA NUESTROS PASOS.

Estoy plenamente convencida de que la vida es tan bella que no vale la pena desperdiciar un solo instante en tonterías ni en iniquidades que no nos pertenecen.😉😊

Porque todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Filipenses 4:13.

Anuncios