THOMAS JIMMY ROSARIO HIJO

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

En noviembre de 2004 el Partido Popular Democrático perdió por primera vez la alcaldía de Vega Baja. La había ganado consecutivamente desde noviembre de 1940 con Angel Sandín Martínez, Rafael Cano Llovio y Luis Meléndez Cano para una totalidad de 64 años. Aun en 1976, cuando el Partido Nuevo Progresista ganó en nuestra ciudad, la posición de alcalde la retuvo Meléndez Cano con el favor del voto mixto.

Sobre el jóven educador, funcionario público y legislador estatal José Luis Colón González recayó una burda mentira  sobre su pasado alegada en el fragor político. Coincidió con el retiro del querido alcalde incumbente, quien estuvo 32 años en el poder y nueve campañas electorales de victoria. La lealtad y unidad dentro del partido quedó quebrada y el Partido Nuevo Progresista, con el ahora convicto Edgar Santana, le ganó la contienda.

En esta última década Jose Luis se dedicó a asesorar, escribir y estudiar. Es parte de una nueva generación de escritores de ideales conocidos, que traspasan fronteras para divulgar la obra de políticos de distintos pensamientos, y lo hace muy bien. Pero no dejó a Vega Baja fuera de su pensamiento y acción. Escribió la historia de una industria vegabajeña del pasado, Caribe China. También ha estado presente en actividades de nuestra ciudad, como la celebración del bicentenario de la Legislatura Municipal.

Anoche fue la defensa de su tesis doctoral. Aunque no estuve, sé lo que pasó allí y puedo anticipar lo que pasará luego. José Luis es un valor vegabajeño en ascenso, que tuvo la capacidad de aprovechar los espacios que le dejó no haber sido coronado con la victoria en un momento de su vida.

Siempre los tal vez y los ¿que hubiera pasado si…? nos atormentarán cuando escribamos la historia de nuestro pueblo, porque la vergüenza pública de los vegabajeños por haber seleccionado a aquella cuadrilla de tahúres no hubiera existido si el resultado electoral hubiera sido otro y él hubiera ganado la alcaldía.

Pero lo importante es el presente y el futuro. José Luis se ha reinventado y de seguro le espera un mejor futuro, no por su título de Doctor, que es un logro personal que todos debemos celebrar, sino por su aportación a la historiografía puertorriqueña y vegabajeña  después de participar en la política activa como candidato a alcalde.

Este es un gran momento para José Luis, su familia, sus amigos y todo el pueblo vegabajeño. Ver triunfar a un hijo de nuestra ciudad, es el triunfo de todos.

Anuncios