THOMAS JIMMY ROSARIO HIJO

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Anoche tuve una gran experiencia por doble partida. Un grupo de jóvenes talentosos presentó la obra Vieques, Mi Lucha en el Teatro América.

Fue presentada bajo la éjida del maestro de historia Carlos González, con la ayuda de otros educadores y personas dentro y fuera del recinto que orientaron o participaron en la puesta en escena.

Básicamente, el tema central es la lucha que el pueblo de Puerto Rico dió para lograr sacar a la Marina de Vieques, pero quitando a Vieques, puede significar la lucha de todos los sectores para lograr propósitos colectivos.

La escenografía, excelente. El sonido, impecable a excepción del final que se perdió entre el coro que cantaba la canción “Yo quiero un pueblo”, por un asunto de la ausencia de suficientes micrófonos. El guión, perfectamente balanceado, no abusó del recurso “patriótico” que a veces se vincula a una u otra tendencia partidista o ideológica. Cualquier mentalidad podía estar presente, disfrutar la obra y celebrarla como los presentes y yo lo hicimos.

Posteriormente estuve en el ensayo de lo que será la presentación de “240 Años de Historia Vegabajeña”. Allí estaba otro jóven que acaba de hacer el internado en Washington, D.C., hijo de otro buen vegabajeño y que a su relativa corta edad es una promesa para nuestra sociedad. Me refiero a José Luis Colón Rivera, quien escenificará hoy en el Teatro América tres personajes históricos: José Gualberto Padilla, Fernandito Alvarez y a Iván Rodríguez, glorias vegabajeñas.

Pude ver su ensayo y participar de él, junto a David Muñoz, Director del Teatro América, Anita Avilés y esos maravillosos trabajadores del América. José Luis tendrá tres apariciones con parlamentos, entre unos vídeos informativos sobre la historia de Vega Baja.

La actividad se ha convocado para las 5:30 de la tarde. Esta oportunidad, posiblemente no se vuelva a repetir, por lo que es una gran oportunidad para los vegabajeños de conocer o recrear la historia en un ambiente distinto, ameno y sumamente interesante.

Estos jóvenes son la esperanza de nuestra ciudad y mi esperanza y convicción de que un futuro distinto y mejor nos aguarda.

Anuncios