Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

THOMAS JIMMY ROSARIO HIJO

Hoy día las epidemias se han ido reduciendo por el conocimiento y la prevención, pero la vida está continuamente amenazada por lo que supone deba curar.

Primero es el costo para adquirir medicamentos. Segundo, la posibilidad de adquirirlos aunque uno tenga seguro. Tercero, los efectos secundarios que las medicinas tienen en el organismo. Cuarto, el problema de la confusión en el receteo, despacho o en la administración de la medicina por profesionales de la salud, que puede causar daño.

La medicación es un problema social. Tal vez sea tiempo de volver a los remedios caseros para prevenir o curar. Y sembrar para tener el dispensario natural en los jardines o la talita.

Anuncios