ADRIAN SANTOS TIRADO (2)

Por Adrián Santos Tirado

Un domingo fue de palmas

y un viernes de gran crueldad…

!Y lleva la humanidad

tantos viernes en el alma!

Estando la tarde en calma

y en tormenta los mortales,

con palabras desiguales

clamó el Cristo: “Tengo sed!”

!Y era el que tenía sed

el Rey de los Manantiales!

Anuncios