por Thomas Jimmy Rosario Martínez

THOMAS JIMMY ROSARIO HIJOEl deporte es una actividad que se supone ajena a la política partidista. Generalmente se inicia en las comunidades pero también el gobierno lo promueve de distintas maneras. A veces entendemos que el gobierno y el partidismo son iguales, porque hay un interés de los políticos gobernantes de apoyar actividades deportivas para ganar exposición y favor electoral.

Todo eso puede ser cierto, pero el fin no es la política, sino el deporte. Los caminos al fomentarlo pueden ser diversos, pero al final del camino la promoción debe ser al juego,  la competencia, esfuerzo físico y al principio de mente sana en cuerpo sano. En el deporte mejoramos en todos los aspectos, el físico, el emocional, el social e incluso el familiar. ¿Porqué no podemos también mejorar el aspecto político?

Las partes negativas del poder político y el deporte casi siempre tienen que ver con la equivocada fidelidad de personas que tienen más lealtad al partidismo o al dinero que a la promoción del deporte. Cuando vemos que dinero destinado a crear o mejorar facilidades deportivas se diluye entre los contratistas y personas con poder político cuando todo el dinero debiera ir directamente a edificar o mantener éstas, no podemos menos que rompernos el corazón cuando un niño o un jóven busca y no encuentra el espacio adecuado para practicar su deporte. En la pasada administración, por ejemplo, se ordenaban planos y mejoras interminables a los planos para hacer mejoras que nunca se realizaban. Y aquellas que se realizaban, siempre terminaban con un porciento adicional de gastos para modificaciones que se creaban ya iniciada la obra. Esto era obviamente, para favorecer al contratista.

Otro aspecto es el de crear grupos de personas de un partido político dentro de las estructuras organizativas o de imponer líderes para controlar. Para mi esa es una manera de corrupción moral que siempre termina en otros tipos de problemas, incluyendo la distracción del dinero y equipo.

harry padilla y edgar santanaEl alcalde Edgar Santana quiso disolver la Junta Directiva del Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao porque estaba llena de populares. Yo lo sé porque el asunto se me consultó. Como legalmente no lo pudo hacer, porque era y es una corporación sin fines pecuniarios, decidió no apoyar las actividades de la organización. Lo que fue política pública se convirtió en una persecusión. Cuando habló de sustituír a los miembros de la Junta de entonces con una organización paralela, no encontró personas que voluntariamente quisieran trabajar en su proyecto, como lo hacían los directores voluntarios de la organización.

 

La persecusión mediante la presión mental a empleados identificados con ael Salón de la Fama se hizo evidente. Julio Reyes, siendo octogenario, lo enviaron a encargarse de la seguridad del Parque Carlos Román Brull en horas de la noche y le desprendieron del parque y cancha que quedaba a unos pasos de su residencia, la cual atendía todos los días, a todas horas, aun fuera de sus horas de trabajo. A Nicolás Pérez Urbistondo NICOLAS PEREZ URBISTONDO TILIN(Tilín),  esa gloria vegabajeña cuyo nombre lleva el natatorio, le destruyeron unas facilidades en la Playa de Vega Baja que se habían eregido en su honor por los servicios que por décadas había realizado en aquel lugar, por la ridícula razón de que ya la piscina llevaba su nombre. Hasta la tarja de recordación fue desaparecida. Bueno, agua pasada no mueve molino y no existe animosidad por cosas que ya no pueden remediarse. Julio falleció y ya no existe ese lugar como era entonces.

Por otra parte, hemos visto, con admiración, que los candidatos políticos están utilizando la práctica de deportes como el béisbol y el ejercicio de montar a caballo para promover sus candidaturas y  pasar ratos agradables con la ciudadanía. Eso es edificante y tenemos que aplaudirlo. En nuestra organización nunca ha habido ni hay discrímen político para elegir nuestros directores y mucho menos seleccionar a los exaltados y como nuestra meta es la historia del deporte, todo lo que es deporte, venga de donde venga, cabe en el Salón.

Durante los pasados cuatro años hemos tenido una comunicación amplia, un respeto inmejorable y edificante con Marcos Cruz Molina, el alcalde y el Director de Deportes y Recreación, Rafael Figueroa Gaetán. Ellos han sido nuestros aliados constantes con un compromiso que no hemos visto detenerse en ningún momento. Pero no vamos a tapar el cielo con la mano. Sabemos que ellos son populares,  y que el alcalde buscará la reelección. Como nosotros no hablamos de política partidista en nuestras reuniones ni lo vamos a hacer, yo no sé lo que el actual alcalde pueda incluír sobre la continuidad de esta relación fructífera en su programa electoral para los próximos cuatro años, pero tanto a él como los demás candidatos los exhorto a apoyarnos oficialmente en sus plataformas políticas e incluírnos con nuestro nombre.

Si quieren conocer nuestros proyectos, podemos reunirnos con cada uno de ustedes  para conversar, sin comprometernos en ninguna forma a un apoyo oficial a ningún candidato. Al igual que los funcionarios públicos, nuestra meta es servir a la ciudadanía.

El Salón de la Fama del Deporte Vega Baja Melao Melao, Inc. y su Museo solo se dedica a conservar la historia y el deporte vegabajeño. La política partidista es la fuerza motríz que crea las oportunidades en el poder gubernamental, por lo que de alguna manera nos afecta, pero no nos dirige.

Anuncios