REYES DE ESPANA

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

TJRM por Edgardo PabónEn apariencia, gran parte de nuestra población se parece a los españoles, al igual como se parecen a los demás nacionales de todo el mundo. Hay españoles blancos, negros, mestizos y hasta de aspecto oriental. Pero en defensa del racismo como un concepto abominable, nuestros antepasados creían en la superioridad del blanco y ese aspecto no lo heredamos de los estadounidenses, sino de los españoles. De hecho, primera fue la nación americana que la peninsular, la que liberó a los esclavos.

Lo que nos distingue de los españoles y de los demás ciudadanos del mundo es el lenguaje. Los vegabajeños y los puertorriqueños hablamos distinto a los demás americanos del norte, centro y sur y de los españoles europeos. Tenemos nuestra propia entonación y palabras propias que nos distinguen.

Algunos ejemplos los encontramos en los nombres. Sibuco o Cibuco, con el que llamamos un barrio y un río, era  la tribu del Cacique Guacabo. En realidad, tal como lo escribimos y pronunciamos es la versión española de la fonética, o sea, de cómo los aborígenes decían ese nombre.  Lo mismo pasa con el barrio Cabo Caribe o Cabo Carigua, como se llamaba originalmente ese barrio. Son versiones españolas y de la influencia de ellos en nuestra historia. Otro nombre de barrio que no se origina en el idioma español pero que pasa a nuestro lenguaje escrito y hablado es Ceiba y hay sectores como Sabana, que pueden sumarse a este fenómeno.

Otros nombres como Algarrobo, Yeguada, Río Abajo y Río Arriba, Pugnado Adentro y Pugnado Afuera, Quebrada Arenas, Almirante Norte y Almirante Sur y Puerto Nuevo tienen significados relacionados con palabras, lugares o personas de la cultura española.

El barrio Algarrobo aparece como Algarrobos originalmente. Al igual que a Vega Baja se le llamaba Naranjal por sus cultivos de chinas dulces o agrias, tal parece que en este sector norte central de nuestra ciudad estaba cultivado con ese fruto. 

Yeguada, obviamente, se refiere a  la crianza de ganado caballar.

Río Abajo y Río Arriba, se le llama asípor su contorno en presencia del Río Morovis o Río Indio, que se encuentra cerca de la carretera número dos con el Río Cibuco, ubicado más al este.

Pugnado era originalmente una unidad que luego se trivide en un sector de Manatí y los Pugnado Adentro y Afuera. Tal parece que tomó ese nombre por “pugnas” por la posesión de las tierras del sector, un problema de herencia o ambos. Carlos Ayes ha estudiado esa historia y nos la ofrecerá junto a mucha nueva información sobre nuestra fundación.

Quebrada Arenas tiene otro nombre relacionado con su geografía. Almirante, que luego se divide en Norte y Sur, es la que más relevancia tiene Vega Baja con la historia española pues es una referencia al Almirante Cristóbal Colón, descubridor de América. a quien. A éste le hicieron acreedor de la “tierras del almirante” como parte de su pago por la empresa marítima y explorar el Nuevo Mundo.

Puerto Nuevo es un lugar donde se estableció un nuevo puerto, al descartarse otros. Este sector, antes fue llamado Yeguada Oriental.

Hay un decimocuarto barrio que para muchos resulta increíble. Es el barrio Pueblo, reconocido por la Constitución del Estado Libre Asociado y la Ley Electoral de Puerto Rico. En 77 municipios hay Barrio Pueblo. Sólo en la Ciudad Capital no existe. La palabra pueblo persigue prácticamente todas las clasificaciones poblacionales, desde villa hasta ciudad.

Pero el lenguaje es mucho más que barrios y sectores. Está en nuestra poesía, canciones, periodismo, novelas, cuentos, cartas. Está en nuestros monumentos, en los anuncios, en los letreros y edificios.

Con el lenguaje español hay palabras puertorriqueñas que todos repetimos pero hay palabras que sólo existen en nuestro entorno o que le damos un significado único o distinto. La palabra vegabajeño es un gentilicio que solamente se utiliza en todo el universo para los residentes de nuestra ciudad. Descubrí que además de un gentilicio es un sentimiento que trasciende a la residencia o al hecho de haber nacido dentro de los límites de nuestra ciudad. Es parte de la influencia española pero podemos reclamarlo como fruto que nuestros antepasados cosecharon y acuñaron por amor.

Anuncios