¿Porqué El Diario Vegabajeño de Puerto Rico?

1/1/2013 Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Rudyard Kipling (1865-1936), un escritor inglés, hace cerca de una centuria escribió unos cuentos explicando fantasiosamente el orígen de la estructura de los animales.  The Elephant’s Child termina con un poema del cual hemos traducido una parte, la cual lee como sigue:

“Yo tengo a mi servicio seis honestos sirvientes que me enseñaron cuanto sé, sus nombres eran QUE, DONDE, CUANDO, COMO PORQUE Y QUIEN.”

Recuerdo  un retrato  cuando mi padre era corresponsal de El Imparcial en el cual aparece junto a los demás pediodistas y a su director Antonio Ayuso Valdivieso, teniendo al fondo la imprenta del diario y el rótulo parafraseando la frase de Kipling: “Seis grandes maestros que tuve, me enseñaron cuanto sé. Llamábanse qué, quien, cómo, donde, cuando y porqué”.

Cada una de esas palabras me han acompañado toda la vida. En quinto grado, creé La Pequeña Prensa, que era lo que yo entendía que era un periódico a mis diez años, que me costó un regaño de una maestra porque la aludía a ella. Luego en la Escuela Superior hicimos La Voz Estudiantil y ya universitario, participé con artículos de historia en el semanario Taíno, que se producía en Vega Baja por Jack López-Cepero.

En la Universidad de Puerto Rico fui colaborador y fundador de Proyecciones, en mis estudios de derecho pertenecí a la Revista Jurídica de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana y como estudiante ayudé a preparar los cursos de Historia del Derecho Puertorriqueño como Asistente de Investigaciones. Esporádicamente escribí en El Vocero, cuando el director era Pedro Julio Burgos, en periódicos políticos del Partido Nuevo Progresista y dondequiera que les interesara un escrito o donde yo me atreviera a tocar puertas para publicar mis ideas.

El periodismo ha sido mi pasión. De hecho, mi meta era estudiar periodismo. Fui admitido en la Escuela de Comunicaciones en 1973 pero me desvié a estudiar derecho. Mi padre, heredó de su tío Victor y de su padre Esteban la vena periodística y acompañaba su habilidad para escribir con sus destrezas en la fotografía, que siempre fue su primer medio de sustento y de vida. Mi sobrino, Carlos A. Narváez Rosario, Director de este diario, trabaja como cronista deportivo del Vocero.

Lo que me permite  comenzar hoy plenamente en este esfuerzo de hacer un diario con pasado, presente y futuro es, en lo que a mi respecta, es la curiosidad que mi padre me impartió, pero el amor a los vegabajeños es el basamento, el soporte sólido que nos sostiene compartiendo la alegría de los triunfos y las reflexiones de los fracasos.  Yo no he sido lo exitoso que él ha sido, pero tampoco soy él. Parte de mi vida la dedico a que se conozca su monumental obra continua, para que tenga permanencia y que sea aceptada por todas las generaciones a seguir, como la de los demás vegabajeños ilustres del pasado, los que se están forjando en el presente y los que necesitan modelos para el futuro.

El Diario Vegabajeño de Puerto Rico es el vehículo principal para publicar todo lo que tiene que ver con vegabajeños y con Vega Baja. Este medio no es ni puede ser un asunto de egos individuales ni de la suma de voluntades convertido en un propósito familiar. Tanto él como yo tendremos nuestro crédito, pero ninguno como el del pueblo tolerante y cooperador de la Ciudad de Vega Baja, que ha hecho que hoy comencemos esta segunda etapa del periodismo diario en nuestra patria chica.

Los que estuvimos originalmente en El Diario Vegabajeño habíamos compartido otras publicaciones culturales anteriormente, como pareja o como grupo, entre los cuales se encuentra mi padre y yo, en Taíno, Carlos Ayes, mi padre y yo en SEBUCO y Diosdado y yo en periódicos escolares como estudiantes y luego ya el como maestro y el suscribiente como profesional del derecho. Trajimos pues, la semilla del deseo de descubrir y compartir conocimientos y de un sentido de amistad y compañerismo en muchas instancias previas. Luego fueron llegando, poco a poco, mientras se convencían o se atrevían, cada uno de los demás buenos vegabajeños que nos han hecho el gran favor de acompañrnos.

No hay duda que la ausencia de otros foros y la presencia de un gobierno municipal excluyente nos motivó al debut social, pero la política ni la administración pública de Vega Baja nunca ha sido nuestro norte. Tenemos la convicción, empero, de que por la cadena de eventos en los últimos siete años, la divulgación de situaciones y las opiniones de nuestros asociados y el público, se han propiciado los cambios que colectivamente hemos querido y que han cambiado el curso de los acontecimientos en nuestra ciudad.

En el Diario Vegabajeño de Puerto Rico no estamos para perpetuar el pasado. El inmovilismo lleva a la desaparición mientras que el intercambio de nuestras ideas y visiones transforman la mentalidad, actitud y la vida. Venimos a continuar la obra de progreso del pueblo vegabajeño, a fomentar el vegabajeñismo como arma de unidad y consolidación donde todos podemos formar parte de un todo y ser tomados en cuenta por el resto del mundo.

El Diario puede ser el comienzo y el seguimiento, pero nunca el final. Las ideas tienen que convertirse en algo espiritual, mental o tangible fuera de este foro y no quedarse en unos símbolos cibernéticos o en la tinta de una página reproducida. Aquí recomenzamos nuestro camino, con el impulso que nos dió la experiencia y el impulso de un corazón vegabajeño donde todos podemos encontrarnos.

Nuestro saludo en medio de la llegada de un nuevo año nos llena de una gran energía. La energía es la fuente de la vida, por lo que la energía de ustedes y la nuestra, nos colmará de una mejor vida a todos.

Nos vemos en el camino…

Autor: Publicaciones Educativas Vegabajeñas, Inc.

Publicaciones Educativas Vegabajeñas, Inc. es una institución pública sin fines pecuniarios creada en 2018 con la intención de producir información y transmitir el conocimiento y las ideas. Sus propósitos son educar mediante la publicación de escritos de historia e ideas, documentos e imágenes. Los escritos suscritos por sus autores son su exclusiva responsabilidad y corresponde a su libertad individual de expresión y responsabilidad. Nuestra sede está en Acosta 66 , Vega Baja, Puerto Rico. Dirección Postal: PO Box 505, Vega Baja, PR. 00694-0505Tel 787 475-2133 pevinc@yahoo.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s